Tiramisú entre libros: Jornadas de Fantasía Épica

¡Autores Españoles! ¡Son majos y educados! ¡NO MUERDEN!
Bueno, es ya lunes, hemos retomado fuerzas del fin de semana (irónico) y podremos contar, por fin, las muy interesantes jornadas en las que Ransil y un servidor estuvimos para divertirnos.

Estuvimos en el conocido Paseo de la Castellana de Madrid, y más concretamente su no tan conocido Fnac, donde una gente muy amable y tranquila invadió el café de la citada librería para que autores y lectores del género fantástico pudieran derrochar...palabras y dinero con gusto.

Debo añadir que tenía algo de miedo, las cosas que se suelen hacer en la Fnac suelen ser "demasiado elevadas" para alguien como yo, que vivo en uno de los pozos de inhumanidad más grandes de la zona sur de Madrid,  Móstoles aka "Mordórtoles" (sin olvidar, como siempre, Parla y Fuenlabrada).

Siempre me han gustado las fotos de cogotes...Quiero decir, el ambiente era de concentración y educación.
Pero la gente era muy amable, y poco a poco, hora tras hora, me sentía cómodo entre la heterogeneidad de edades y grupos que conformaban el encuentro.

¡Ah! ¿De qué hablábamos? Pues de fantasía, y de los libros que los escritores invitados tienen publicados o publicaran, cómo hacer libros, qué nos gusta de éstos, de rol... la verdad es que el fondo sería largo y aburrido de contar. Sólo diré que fue muy, pero que muy agradable (estando yo acostumbrado a ser maltratado por quinceañeros en eventos masivos, pues fíjate el cambio) y el tema nos emociona, así que cualquier cosa por mínima que nos dijeran (y de mínima nada, que algunos se habían currado unas presentaciones o actividades que ríete de las exposiciones universitarias) nos gustaba.
El escritor Antonio en su masterclass. El señor de la barba, como siempre, haciendo de villano.

Debo hacer mención especial a la Sociedad Tolkien por la presentación sobre intenciones de Tolkien al escribir, la Asociación Madrileña de Fantasía épica por su divertido decálogo, el taller literario de Antonio Martín (a un amigo que llevamos le ha servido de mucho) y por último, a Tiramisú entre libros por hacer este pasatiempo tan delicioso...

Porque el tiramisú que nos ofrecieron sábado y domingo a las seis estaba muy rico.

Libros, un tiramisú y charlas animadas ¿Alguien da más por TAN POCO?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada